miércoles, 10 de febrero de 2010

Orquídeas y Bromelias


Solo basta ver una orquídea, para reconocer en ella la perfección de la naturaleza, la magia del mundo encerrada en pétalos……


La naturaleza expresa toda su imaginación a través de las miles de formas que podemos ver a diario, pero hizo especial uso de su estética y sentido de lo bello en las plantas que como las orquídeas y las bromelias exhiben de manera casi descarada su imponente hermosura.
En este blog queremos ir descubriendo poco a poco el mundo exótico de estas dos familias de plantas; aprenderemos a conocerlas, como cuidarlas, cultivarlas, mimarlas, en fin, esperamos sus comentarios y aportes…


Hoy aprenderemos algo acerca de como cuidar de nuestras orquídeas....


Fertilizando Orquídeas

Es importante recordar que las orquídeas epífitas, las que crecen sobre las ramas de los árboles y no en la tierra (orquídeas terrestres), obtienen los minerales necesarios para su normal crecimiento a partir del agua de lluvia que escurre por las ramas de los árboles; esta agua de lluvia contiene concentraciones muy bajas de minerales, los que se diluyen a medida que ésta escurre por la corteza de los árboles y por la materia orgánica acumulada sobre las ramas. Debido a este hábito de crecimiento, las orquídeas no son plantas que requieran grandes cantidades de nutrientes minerales y por lo tanto deben ser siempre fertilizadas en forma adecuada. La regla debe ser siempre: fertilizar una vez a la semana usando una solución muy diluida. Las orquídeas epífitas son, por lo tanto, intolerantes al exceso de sales y de minerales.
Normalmente cuando se habla de fertilizantes se piensa en alimento para las orquídeas. Pero en realidad debieran llamarse nutrientes ya que estos junto con el agua, el dióxido de carbono y la energía del sol son usados por las plantas para hacer su propio alimento. Los macronutrientes (usados por las plantas en gran cantidad ) son: el nitrógeno(N), el fósforo (P) y el potasio (K).Los otros elementos usados en pequeñas cantidades son: Calcio(Ca), Hierro (Fe), Cobre(Cu) y zinc(Zn).


La función de cada uno de ellos es:


  • Nitrógeno: crecimiento de hojas y tallos; provee el color verde de las hojas.
  • Fósforo: desarrollo de raíces y flores.
  • Potasio: importante en la formación de tejidos y ayuda en la producción de la clorofila.


Los fertilizantes se dicen que son completos cuando tienen estos tres macro elementos y se dice que son balanceados cuando tienen la misma cantidad de cada elemento. Ej. 20-20-20(% de cada elemento). Se debe entender que en la naturaleza la provisión natural de nutrientes es permanente pero los niveles de concentración son reducidísimos.
Dependiendo del estado de desarrollo (crecimiento de la parte vegetativa; maduración de los pseudobulbos, formación del escapo floral y finalmente las flores) la cantidad de cada elemento a proporcionar varía. Así en pleno crecimiento de las hojas y tallos un fertilizante rico en nitrógeno es necesario. Luego durante la formación del escapo y para estimular la floración es conveniente incrementar el fósforo. Como regla general debe saberse que nunca hay que fertilizar cuando la planta está en reposo en invierno ya que lo único que se lograría sería quemar raíces y gastar dinero. Las plantas usan el alimento cuando crecen o están por florecer; en reposo no lo usan es decir no lo elaboran. Otro punto a tener en cuenta es no fertilizar plantas dañadas o débiles ya que la planta está en estrés y el abono en estos casos es más un daño que un beneficio.


1. Tipo de fertilizante


Usar el tipo adecuado de fertilizante es muy importante para el buen crecimiento y floración de orquídeas epífitas. La mayoría de los sustratos usados para cultivar orquídeas carecen de los nutrientes esenciales para el normal crecimiento y floración de la planta. Los sustratos orgánicos (corteza y musgo) liberan cantidades pequeñas de minerales a medida que se descomponen, pero estos son insuficientes para una buena nutrición de la planta.


Todos los fertilizantes están constituidos por tres ingredientes principales:


  • Nitrógeno (N), el que promueve el crecimiento general de la planta.
  • Fósforo (P), el que promueve la floración.
  • Potasio (K), el que promueve formación de raíces fuertes.


Estos ingredientes se mezclan en distintas proporciones debido a que las plantas tienen diferentes necesidades a lo largo del año. La proporción en que se encuentran en un fertilizante comercial cualquiera está indicada en la etiqueta por un código de tres números, en el cual el primer número corresponde al porcentaje de nitrógeno, el segundo número al porcentaje de fósforo y el tercer número al porcentaje de potasio. Por ejemplo, un buen fertilizante balanceado, como uno con una proporción 7-9-5 (N-P-K), es adecuado para ser utilizado en cualquier tipo de sustrato en el cual se esté creciendo la planta. Cuando se suma los tres porcentajes de este código, no se obtiene un 100%; esto se debe a que la diferencia corresponde a ingredientes inertes y a minerales requeridos en concentraciones bajísimas por parte de las plantas


Por mucho tiempo se pensó que los sustratos basados en corteza de árbol adsorbían el nitrógeno del fertilizante, no dejándolo disponible para las raíces de las plantas de orquídea, por lo que se requería usar, en estos sustratos, un fertilizante rico en nitrógeno (30-10-10). Sin embargo, ahora se sabe que esto no es cierto.
Para ayudar a promover la floración de la planta, se puede utilizar un tipo especial de fertilizantes, llamados de "estimulación de la floración", cuya proporción sea más alta en fósforo, tal como 3-12-6. Este tipo de fertilizante debe ser aplicado antes de la formación de las yemas florales, lo que requiere conocer el ciclo anual de crecimiento y de floración de la planta de orquídea.
Evitar usar en las orquídeas los fertilizantes diseñados para ser usados en prados y jardines. Además, no utilizar fertilizantes en los cuales la urea sea la fuente de nitrógeno. Prefiera los que contienen amonio. La urea tiene que ser degradada por microorganismos antes de que el nitrógeno pueda ser absorbido por las raíces de las plantas, lo que se traduce en una acumulación excesiva de sales en el sustrato de crecimiento. La acumulación excesiva de sales puede quemar las raíces nuevas de las plantas de orquídea y afectar así negativamente el crecimiento y la floración.
Los fertilizantes se venden en una gran diversidad de formas: granulados, líquidos, tabletas, polvo, etc., y para una infinidad de tipos de plantas: azaleas, palmeras, frutales, césped, orquídeas, etc. Es aconsejable usar aquellos formulados especialmente para orquídeas y que sean solubles en agua, los que se podrán encontrar en centros de jardinería o comprar a través de Internet. Los productos de FertiJardines, que vienen distribuyéndose con gran éxito desde hace varios años, han mostrado bastante eficacia no solo en la nutrición de la parte vegetativa de las orquídeas en general sino también en la estimulación de la floración.


2. Como fertilizar
Normalmente se fertiliza usando el agua de riego como medio líquido para solubilizar el fertilizante.
Utilizar la dosis indicada por el fabricante en la etiqueta del fertilizante especialmente formulado para orquídeas. Siempre que es mejor agregar poco y no mucho fertilizante.
Algunos cultivadores de orquídeas recomiendan fertilizar una vez a la semana, mientras que otros sugieren fertilizar semana por medio. Si se es un principiante en el cultivo de orquídeas epífitas, entonces es mejor utilizar un fertilizante balanceado a lo largo de todo el año (7-9-5). Si es un cultivador más experimentado, entonces utilizar un fertilizante balanceado o rico en nitrógeno cuando la planta está creciendo vegetativamente (formando hojas y tallos) y cambiar a un fertilizante rico en fósforo (1-4-1) en la época adecuada para estimular la floración.
Se debe conocer bien el tipo de orquídea que se posee, ya que algunas requieren un receso en la fertilización una vez que el crecimiento y la floración se han completado (cuando la planta se encuentra en receso).


Se podrá saber fácilmente si está fertilizando poco las plantas, ya que éstas crecerán poco (plantas más pequeñas de lo normal) o mostrarán hojas amarillentas.
Si la orquídea es fertilizada en forma excesiva, entonces los síntomas visibles son:
1. Acumulación de sales (cristales blancos o amarillo pálido) en el sustrato de crecimiento o alrededor de la parte exterior de la maceta
2. Raíces ennegrecidas (quemadas) al entrar en contacto con esta acumulación de sales. Si la acumulación de sales es excesiva, la planta puede morir.
3. Puntas de las hojas ennegrecidas o muertas.
Para evitar estos problemas, se debe alternar el riego con agua pura y el agua con fertilizante diluido. Fertilizar una vez a la semana, semana por medio. Esto permitirá que el agua pura de riego usada entre las fertilizaciones, lave el exceso de fertilizante, sales y minerales del sustrato de crecimiento.
Si se ha estado fertilizando en forma excesiva, entonces lo que debe hacerse es trasplantar la orquídea a una maceta nueva, usando sustrato de crecimiento nuevo. Antes de colocar a la planta en la nueva maceta, lavar las raíces con abundante agua destilada o desmineralizada, para eliminar las sales acumuladas en sus superficies. Una vez trasplantada, reducir la cantidad de fertilizante utilizado.




FertiJardines, con el objetivo de mantener y conservar la salud y belleza de orquídeas y bromelias, ha elaborado fertilizantes específicos para el cuidado de estas dos familias de plantas.


FertiJardines es una empresa que desde hace 11 años ha venido ofreciendo una línea de productos a base de sales minerales y los elementos que de manera natural encuentran las plantas para su correcto desarrollo.
Si quieren consentir a estos maravillosos seres les ofrecemos los siguientes productos:


Florecer Orquídeas: fertilizante líquido de uso foliar que estimula la floración de orquídeas.
Presentación: caja de doce frascos (70 cm3 c/u)
Precio: $35.000 caja (mas costo de envío si es fuera de Bogotá)


Crecer Orquídeas: fertilizante líquido de uso foliar que mantiene saludable y estimula el crecimiento del follaje de las orquídeas.
Presentación: caja de doce frascos (70 cm3 c/u)
Precio: $35.000 caja (mas costo de envío si es fuera de Bogotá)


Florecer Bromelias: fertilizante líquido de uso foliar que estimula la floración de bromelias.
Presentación: caja de doce frascos (70 cm3 c/u)
Precio: $35.000 caja (mas costo de envío si es fuera de Bogotá)


Crecer Bromelias: fertilizante líquido de uso foliar que estimula el crecimiento del follaje de bromelias.
Presentación: caja de doce frascos (70 cm3 c/u)
Precio: $35.000 caja (mas costo de envío si es fuera de Bogotá)


Contáctanos: emilodi@gmail.com
Celular 3165022851-3116646458
Teléfono (57)(1)2729929

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada